Nosotros

 

El Colegio Nuestra Señora de Loreto es un establecimiento educacional particular con niveles de Pre Kínder a IV Medio, perteneciente a la Fundación Arturo Merino Benítez, institución privada sin fines de lucro.

El Proyecto Educativo entrega una Educación Integral a sus estudiantes, que favorece el aprendizaje y promueve valores.

Nuestros alumnos crecen en un ambiente cálido y acogedor, para que se desarrollen como personas con un alto compromiso ciudadano, por ello trabajamos siempre con calidad, eficiencia e innovación.

La misión del Colegio Nuestra Señora de Loreto es ofrecer una educación de excelencia con una visión cristiana de la persona, a través de un servicio de calidad, eficiente, innovador y en constante mejoramiento, con el propósito que los estudiantes alcancen una sólida formación humana y académica, cimentada en valores católicos y patrios, dirigida principalmente a los hijos del personal de la Fuerza Aérea de Chile, pero abiertos a la comunidad que adhiera a los principios que sustenta nuestro Proyecto Educativo.

El Colegio Nuestra Señora de Loreto aspira ser un centro de desarrollo educativo, que busca la excelencia  en su quehacer a través de la calidad en sus prácticas pedagógicas, la eficiencia en su gestión y la innovación permanente, ofreciendo oportunamente a nuestros estudiantes todas las herramientas que les permitan descubrir y desarrollar sus talentos y vocaciones para servir a Dios, a la Patria y a la sociedad en forma activa y responsable.

Lo anterior nos permitirá alcanzar el prestigio y reconocimiento a nivel institucional, comunal y regional.

 

Nuestro Colegio:

  • Contribuye a la formación y desarrollo de personas socialmente responsables, capaces de comprometerse consigo mismos y con su entorno, emprendedoras e innovadoras, para llegar a ser buenos ciudadanos y mejores cristianos.
  • Desarrolla el sentido de unidad y pertenencia a la Nación Chilena, permitiendo con ello fortalecer nuestra Identidad Nacional y de Servicio al país desde la propia vocación y no desde el beneficio personal.
  • Promueve valores católicos, tales como el amor, la espiritualidad y la solidaridad, entendiendo que toda persona es hija de Dios y en consecuencia está llamada a una vida trascendente, lo que constituye el fundamento último de su dignidad y de sus derechos.

Amor por la obra bien hecha: La entendemos como cariño y valoración de la persona por el logro perfecto, el que le permite proyectarse y expresarse en forma eficiente, efectiva, dedicada y generosa, con un alto grado de compromiso y autoexigencia dando como resultado un producto útil y bello.

Universalidad: Actitud de apertura al mundo desde la propia realidad. Concepción cosmopolita y amplia del mundo y de la vida que le implica un hombre con sólidos conocimientos universales, capaz de trascender fronteras, de entender y respetar otras culturas, orientando la acción desde la cientificidad. Hombre con visión de futuro, que crece en su ser y en las distintas áreas del saber y del hacer.

Solidaridad: Capacidad de comprender y compartir los sentimientos, acciones y necesidades de la comunidad, asumiendo empáticamente al otro, con una permanente disposición de servicio al que lo necesita, para alcanzar el bien común.

Patriotismo: Entendemos el patriotismo como un sentimiento de pertenencia e identificación expresado en el amor y respeto por nuestra tierra, sus hombres, sus raíces, historia, idiosincrasia, instituciones y símbolos propios.

Creatividad: Reconocer en sí mismo una fuerza y voluntad creadora que invita a interpretar el mundo con un sello personal y dar vida a propuestas nuevas y singulares.
Espiritualidad: Búsqueda del sentido, trascendente de la vida y apertura al encuentro con Dios que comprometen al hombre en su vida cotidiana, a ejemplo de María.

Honradez: Actuar en todo momento con honradez, integridad y probidad, es una cualidad humana que se basa en la verdad y la auténtica justicia y no es otra cosa que la expresión del respeto que se debe tener por uno mismo y por los demás. 
Lealtad:
Comprometerse con el cumplimiento de los deberes asumidos, entendiendo que la excelencia en el desempeño individual es un aporte fundamental a la sinergia del trabajo en equipo.

Disciplina: Tener una conducta intachable, en todo momento, respetando y haciendo respetar el Reglamento del Colegio.
Sana convivencia escolar: Respetar a toda la comunidad estudiantil, sin ningún tipo de acto discriminatorio y/o que atente contra la dignidad de la persona. Fomentar la amistad, la mutua confianza y el Trabajo en Equipo.

  • Noticias

© 2017 FUNDACIÓN ARTURO MERINO BENÍTEZ - Colegio Nuestra Señora de Loreto